martes, 9 de septiembre de 2008

BASTA JAIMITO


He decidido tratar de postear más aunque nadie me lea. Como no tengo mucho tiempo, suscribo en su totalidad la columna de hoy de mi compare el Buho:



Tranquilo, Jaimito

Jaime Bayly es uno de los 'animales televisivos'
más importantes de la pantalla actual. El término de ninguna manera es
peyorativo. La Tv es una jungla donde reinan unos poquísimos personajes. El
'animal televisivo' es aquel que coexiste con el rating y el éxito. Ferrando,
por ejemplo, era uno de esa especie. En estos tiempos, Gisela Valcárcel o Magaly
Medina encajan perfectamente en ese perfil. Para conseguir el top del rating son
capaces de cualquier cosa. Todos han llegado incluso a hacer el ridículo en
pantalla, con tal de lograr ascenso en las cifras. Recuerden a Gisela tirándose
al piso con Gloria Trevi, en su fracasado programa en Canal 2 o Magaly
bajándose el calzón. Pero Bayly, en su frenética lucha con 'Cuarto poder' y 'Día
D', está llegando a peligrosos y patéticos extremos. Jaime, me parece, está
confundiendo los espacios. En sus libros y en sus columnas de periódico puede
libremente expresar no solo su legítima opción sexual, sino describir con
desparpajo o crudeza sus intríngulis amorosos con su novio o amantes, sus
desvaríos con los tranquilizantes y fármacos 'para dormir'. Pero en la tele, por
más que su programa no esté en la franja de protección al menor, hay límites.
Nadie puede decir que este Búho es prejuicioso, al contrario. Jaime Bayly le
dotó a la televisión peruana una frescura, ingenio y talento. Hay entrevistas en
'El francotirador' que deben ser exhibidas en las aulas universitarias de
periodismo. Son exquisitas piezas de cómo se debe entrevistar, cómo se aborda
personajes difíciles. Sin embargo, últimamente parece haber perdido el rumbo. No
solo por los impresentables personajes como 'El mero loco' o 'Susy', a los que
azuza a que inunden el set con un lenguaje de prostíbulo o de pabellón del penal
de Lurigancho. El mismo Bayly ahora ya no solo alucina, coquetea y se derrite
por el 'hombre de los dos penes', al que solito, para envidia de Cacho, observó
con deleite tal fenómeno de la naturaleza. En su obsesión, 'perdió la chaveta',
hablando de penes, no se aguantó y dijo que el 'Puma' Carranza 'se la come
doblada' (sic). Tamaña vulgaridad ya escapa de horarios lechuceros. Ofende,
molesta, sobre todo proveniendo de un hombre como el escritor. Libertad no
quiere decir libertinaje. Ni Susy Díaz se atrevió a tanto. Un poco de moderación
no le caería mal. Apago el televisor.

1 comentario:

Claudia dijo...

Al que no le gusta Bayly que no lo vea. Si se quiere criticar a alguien se hace una vez y ya, no que días de días diarios y programas faranduleros se han dedicado a hablar y explicar los posibles motivos de por qué Bayly estaría actuando así. Bayly nunca ha seguido una línea, siempre tarde o temprano ha caído en alguna chabacanería; rating? autodestrucción? o simple aburrimiento? Creo que nadie lo sabe con certeza y francamente no me interesa. Supongo que estos últimos programas de mal gusto habrán tenido menor rating que otros, y si no es así, significa que a la gente le gusta eso y después hay quienes se rasgan las vestiduras cuando se vieron el programa enterito. Me parece que no hay peor castigo para estos "animales televisivos" que la indiferencia.