viernes, 24 de julio de 2009

Tardío homenaje al Conde


(y tardío este post-opinión también)
El Caballero de la Orden de Malta y Conde Fernando de Tranzegnies fue mi profesor de Filosofía del Derecho. En principio, participé en el grupo que quería boicotear su curso, cuando se reincorporó luego de su "actuación" (digna de Óscar) en el fujimorismo. Se cerraron todos los horarios y para no atrasarme cogí su curso -fue lo mismo que nada porque acabé como en 10 años la carrera-. Dirán lo que quieran los que han criticado el tardío homenaje que le dio la Universidad Católica, y todos tienen razón; pero como profesor fue uno de los más completos y responsables. Él mismo buscaba lecturas y las traducía del francés e inglés. Alguna vez quise hablarle de política y me dijo que no se iba a pronunciar más sobre ese tema. Quedamos solamente en charlar sobre literatura, específicamente sobre la Lolita de Nabokov, de la cual estaba haciendo un artículo y el maestro no había leído. Me halago mucho que se interese en la inexperta opinión de un alumno. Y claro, correspondiente a su alcurnia, fue de lo más cortés... que no quita lo valiente... ni lo desmemoriado. Le faltaba la capa nomás.

Hoy, conversando –chateando para ser exactos- con uno de sus “hinchas”, éste me decía que F.de T. es un gran jurista, y el homenaje es merecido por su calidad de entendido en la materia jurídica. Y lo es, seguramente, y “ahí está el detalle” (a lo Cantinflas). Es una contradicción que la PUC homenaje un gran jurista, cuando actúo ‘contra legem’ –término para mis grandes a amigos jurisconsultos-. Vistas las cosas, ser un erudito del derecho, es una agravante en el caso de F. de T. Pues como tal, y además de reputado intelectual (no se lea repudiado conste), cuesta trabajo creer que pudo servir a un régimen que se zurró en las leyes. No lo entiendo. Es decir, que es un especialista en leyes que no conoce… o no quiso conocer. Lo entiendo de Sussy Díaz, quien obviamente sin saberlo, sirvió a Montesinos. Incluso lo entiendo del gran Héctor Chumpitaz, que alega que se dejó engatusar por el Doc y terminó –este sí- purgando arresto domiciliario. Pero que el profesor Trazegnies, haya avalado un régimen corrupto que se despedazó el derecho, siendo el Conde un experto en derecho, no queda más que deducir que lo hizo a sabiendas.

Y decía que el homenaje era tardío porque si se lo hubieran dado antes de ser el Canciller de la Mafia, sería realmente merecido.
Por Eduardo Abusada

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Efectivamente...Trazegnies es un intelectual como pocos, lamentablemente participo en un regimen absolutamente (y abiertamente corrupto) como el de Fujimori. Con esto no digo que sea el primer regimen corrupto..la diferencia qes que se filmo parte de ello. Es una pena, lo respeto como profesional, pero me apena que haya participado, a sabiendas o no, en un grupo tan asqueroso como podrido.

Rafael dijo...

Estimado Eduardo, pues efectivamente debo de coincidir contigo y respaladar tu afirmación sobre la responsabilidad de Trazegnies durante el referido curso en el cual yo también estaba matriculado, siempre dispuesto a escuchar a los alumnos desde reenviar los materiales a irresponsables como yo que habian excedido su capacidad en sus cuentas de correo y no podian recibirlos, hasta conversar, ayudar, recomendar para profundizar en temas de clases. Sin embargo, creo que debemos de recordar que el ciclo en que llevamos el curso era el primero que dictaba luego de varios años y su incursión en el régimen fujimorista, además que entre los alumnos se encontraba matriculada también una de sus hijas, motivos quiza para una excepcional dedicación a su cátedra, pero esto entra ya en el terreno de la especulación. Un abrazo.

Eduardo Abusada Franco dijo...

No recuerdo lo de su hija, pero estoy seguro que pone igual dedicación a cada cátedra que dicta. Ha sido maestro de algunos maestros que considero profesores dedicados como Armando Guevara, y lo tienen en buena estima. Creo que es incuestionable su profesionalidad como catedrático. La cosa es que todo lo que se hace con una mano, se puede borrar de un plumazo con la otra. Esperemos que la endeble memoria de los peruanos, le pasen por alto ese "lapsus brutus" en su carrera.

Rafael dijo...

Es cierto, todo lo ganado lo arriesgo y el resultado tuvo como un muestra la tensión generada cuando volvió a dictar. Al menos ojalá él si no lo olvide para que no vuelva a cometer el mismo error. Saludos.