viernes, 5 de diciembre de 2008

PONTE EN FORMA...de pelota

Empieza la temporada veraniega y los gimnasios revienten. Musculitos por aquí, cueros por allá. Pero no todo es belleza, el Sr. RAAR hace pública su indignación con uno de estos templos de la belleza a través de los buenos oficios de El Ocicón. Cuídate Indecopi:

GOLD´S GYM SAN BORJA, UNA MIE…

Recuerdo una remota tarde en la que dije voy a meterme al gym para aumentar masa muscular y subir de peso. Entonces se me ocurrió la idea de ir a un gimnasio de oro, como lo dice su nombre, el mundialmente famoso Gold´s Gym. Empecé ilusionado y terminé desilusionado; y decir terminar ya es mucho, pues ni me dejaron acabar mi membresía con no sé que recovecos en las fechas. La cosa es que para empezar me compré las zapatillas Nike, el short Adidas, el polp Nike, los guantes Niké para los callos, osea era el chico Nike. Además adquirí los suplementos de mil, 2 mil y 3 mil calorías, de esos que vienen con la foto de un tipo como el Increíble Hulk, que te ofrecen los fortachones ignorantes de los entrenadores; para que combinados con plátano tengas el cuerpo deseado. ¡Tremendo timo!, lo que realmente buscaban estos émulos de Charles Atlas, que además deberían entrenar también su cerebro, es ganar comisiones por la venta de estos polvos. Para ser sinceros creo que sí funcionaron un poco: ahora que se terminó mi membresía –mejor dicho, me la terminaron arbitrariamente- noté cambios en mí, pero para mal. Subí 7 kilos y estoy panzón, tengo estrías que parecen las líneas de Nazca y más celulitis que la del Bridget Jones´s Diary. Por si fuese poco empiezo tener síntomas de mono de tanto plátano; es más, se me ha dado por ver los partidos del Alianza, y eso que no me gusta el fútbol, y peor aún cuando los íntimos están con un pie en la segunda división, que hasta de eso me he enterado.

Pero en fin, vaya la sorpresa que noté tres meses después de haberme inscrito. Mi membresía era de 5 más un mes de regalo, el cual nunca recibí porque al quinto mes más un día me dijeron “señor su membresía se acabó”, osea juaaat? Este gimnasio de oro golfi y de ínfima categoría, como empresa no tiene NI MISIÓN NI VISION (algo se aprende con las clases de negocios), las cuales deberían ser algo así como: formaremos el cuerpo de todos nuestros clientes.

¿Por qué no tiene misión ni visión? Enumero algunos motivos que encontrado y comprobado:

Primero, si quieres obtener el cuerpo deseado y si es eres hombre, lo tienes que conseguir solo, porque la mayoría de entrenadores se la pasan asesorando nomás a las chicas, tratando de impresionarlas con sus músculos de aceite de avión. ¡Pura dinamita, y poca mecha! Y digo entrenadores, porque decirlo en ingles, es decir trainer, como hacen ellos, sería desperdiciar el británico regio que tengo bien aprendido con tremendos ignorantes. Lo que sospecho es que se han entrenado en la Parada cargando costales de papas y verduras, porque quien sabe si lo que te recomiendan en la rutina es lo adecuado. Quisiera saber dónde han estudiado fisioterapia y de dónde sacan sus cartones que han de ser impresos en Azángaro, porque profesionales no son. He oído a demasiadas personas decir “me desgarre el músculo”, “no puedo hacer ese ejercicio porque el otro día esto o aquello me pasó haciendo la rutina”; en fin, andan hueviando y esperando que sea la hora del almuerzo, el descanso o esperando que la primera ilusa les toque el pechito o el bracito a ver si esta durito, porque si eres hombre ni te atienden, como ya lo dije. No quiero dar nombres propios, pero hay uno con nombre de cantante mexicana que tenía su grupo llamado la Manzana Eléctrica que es el peor de todos; junto a otro con nombre de futbolista creído que se fue al PSV, hacen la dupla perfecta del Flojo y el más Flojo. Y para poner la cereza que tienes que cruzarte con el idota del hijo de Fujimori, Kenyi, que te saluda hasta sin conocerte. Este chino cara de plato cree que está haciendo campaña.

Segundo: este gimnasio no cuenta con un seguro para sus clientes, porque en el peor de los casos en que mengano este manejando una mancuerna de 30 libras y no este siendo instruido por uno de los levantadores de papas, puede que se le caiga la mancuerna sobre el pie de sutano, como ya ha sucedido; y el pobre sutano de al lado, salió perjudicado por no decir cagado.

Tercero, esto no se si les afectara a todos pero a mí me incomoda terriblemente. Si estas acostumbrado a bañarte con agua al menos tibia en invierno, cuando vas en hora punta sólo hay agua fría en las duchas, dan ganas de pedir un jarrito de agua caliente. Y este es el mejor de los escenaros, porque hay ocasiones en que no ha habido ni agua en las duchas durante días, y muchos menos en el bebedero común que hay. Que más que para tomar agua, sirve para que los monigotes de los entrenadores les vean una vez más el trasero a las flacas que se agachan a beber como pajaritos.

Cuarto: este gimnasio parece ser de capacidad ilimitada, pues hay ocasiones en la que tienes que esperar a que alguien termine de hacer su rutina y te ceda su casillero, para que recién puedas meter tu mochila y el resto de tus cosas. Luego, si deseas utilizar una máquina, mancuerna o lo que sea, deberás esperar mínimo 15 minutos. De una serie a otra ya el músculo quedó recontra frío. Esto es poco comparado con lo que tienes que esperar cuando se comparten máquinas con más de tres personas, como me ha pasado y a veces ni compartir se puede porque todas las máquinas están saturadas. ¿Esta gente cree que en el día sólo se va al gimnasio? ¡Te tiras medio día esperando máquinas!

Quinto: si eres de los que estas estresado –y seguramente todos lo están por la atención de este gym- y quieres entrar a la sauna a relajarte un tantito, ¡¡¡¡ atención!!!!! La sauna no calienta, lo único que calienta ahí son los mañosos que van y se calientan entre ellos. Si quieres sauna te paseas por el gimnasio nomás, porque ni aire acondicionado hay.

Sexto: el equipo de ese local, y me refiero a máquinas, mancuernas y todo lo que respecto a cardiovasculares, está en condiciones deplorables (es la primera vez que utilizo esta palabra y es gratificante saber que encaja de manera correcta): espaldares chuecos, ideales para el Jorobado de Notre Dame; máquinas mal atornilladas, con poco espacio entre ellas. Con todo esto terminas con una mala posición lumbar, y como dije seguros no hay médicos y enfermería menos. Nunca reparan esas chatarras, y soy blando al decir reparación porque los técnicos o nunca llegan o son los mismo de limpieza o se parecen demasiado.

Ahora piensa bien a que te dedicas en el verano.

Por RAAR

3 comentarios:

Anónimo dijo...

vayan al GYM DO

El perro dijo...

Por eso prefiero seguir engordando...

Anónimo dijo...

totalmente de acuerdo, esos trainers paran en plan h